GH12: Menuda gala, señores.



La gala de los reencuentros familiares es, junto con la de Halloween, una de nuestras favoritas de Gran Hermano. Y a pesar de que este año no ha habido gala de sustos -cosa que nos parece fatal-, la de sorpresas ha sido tremenda por muchos motivos.

El primero tiene un nombre propio: Moha. Por Dios, que alguien le dé un programa o un reality o algo a este sujeto, porque es lo más grande que hemos visto en familiares y amigos de concursantes de GH desde Encarni Manfredi o Eli, la hermana de Arturo.

Ese cuadro de Jhota moviéndose como poseído por el baile de San Vito mientras el otro, el gran Moha, no paraba de soltarle que todo el mundo le quiere "a muerte" fue impagable. Y nos reafirmamos en pensar que, si esto fuesen los EE.UU, la MTV le habría puesto un reality de estos en plan Los Osbourne. Porque él lo vale.

Otros que nos dejaron con la boca abierta fueron Dámaso y su madre. La señora, metida dentro de una radio gigante, no paraba de decirle a su hijo lo grande que es y lo orgullosos que están de él mientras él cantaba coplas como si le fuese la vida en ello porque, si no, se cerraba la compuerta que le dejaba ver a la madre.

Patricia también nos cautivó: le pusieron un arnés y tuvo que empezar a agitar los brazos para elevarse y así poder hablar con su madre que, oh sorpresa, llevaba en su regazo a la coneja que tuvo que salir de Guadalix porque se le diagnosticó estrés tras pasar una semana con la cargante algecireña. Y entre la emoción y un curioso estilismo, por poco le vemos el kiwi a Patricia.


Pero no todo fue alegría, porque también hubo sitio para el drama: la familia de Laura decidió darle la espalda y ni siquiera le grabaron un vídeo. Eso mosqueó a la de Parla a base de bien, y contribuyó a que pasase una noche bastante jodida.

En este caso estamos con Laura, porque anda que no han tenido mala idea la familia de pasar de la niña de esta manera por lo que ha hecho. En fin, como dijo Mercedes, ellos verán.

Cambiamos de tercio para hablar del expulsado, Yago. Aquí, amigos, tenemos que decir que España la ha cagado pero bien: esta era la semana en la que Chari tenía que salir expulsada; Yago merecía estar en la calle, pero no aún. Si la glamourosa rubia hubiese salido ayer se habría encontrado con un Rubén menos receptivo que un cirio pascual y, en consecuencia, la gala habría sido como para pasar a la historia de la televisión.

¿Crees que debió haberse ido Chari?

2 comentarios:

Patricia dijo...

Pues si Lunny tienes toda la razon, tendria que haber salido expulsada Chari, Yago no es santode mi devoción pero lo preferia a él dentro de la casa antes que la otra

Bukkake dijo...

Dios, odio a patricia pero me lo pase muy bien con ella XD damaso da asquete, le podia decir las cosas a su madre cantando de vez de cantar una cancion sin mas, el jotha y todo lo referente a el sinceramente me da asco. Que asco de persona de verdad, puto cani le arrancaba la cabeza. Por otra parte, yo queria que se quedara chary, pero me da pena la falta de yago... PD: tambien muy bueno lo del indio que no tenia sexo desde hace dos meses PD2: ya estan los sism de gran hermano WII he matado a laura por zorra.

Publicar un comentario

 
Teuvemix | Crítica sobre televisión, realities, series, Gran Hermano y más © 2010 | Diseñado por Chica Blogger y adaptado por Lunny Descarriado | Volver arriba